Beneficios nutritivos y medicinales de la moringa

La moringa es un árbol que puede mejorar la alimentación de las personas y ofrecerles numerosos beneficios nutritivos. Algunos estudios de sus hojas han arrojado que contiene sustancias anticancerígenas, hipotensoras, hipoglucemiantes y antibióticas.

El doctor Mark Olson, del Instituto de Biología de la UNAM, señaló que las aportaciones nutritivas de esta especie vegetal fueron comprobadas desde hace muchos años. Sin embargo, su contribución a la prevención de enfermedades aún debe corroborarse con investigación y estudios clínicos.

El doctor en Biología Evolutiva explicó que en nuestro país, la moringa ha sido utilizada más por su uso medicinal que por el nutritivo y aunque se han realizado estudios en animales para comprobar su eficacia en el tratamiento de algunas enfermedades, aún no se tiene ningún estudio clínico para corroborar su efectividad.

Aportes nutritivos

La Moringa Oleifera o moringa, como comúnmente se le conoce, es un árbol que crece en tierras calientes, es decir, en lugares a menos de 500 metros de altura sobre el nivel del mar.

Oriunda de la India y Paquistán, esta especie puede encontrarse en México. Históricamente se piensa que pudo haber sido traída a México a través de los viajes de la Nao de China, o que en el siglo XX misioneros que viajaron de África a Latinoamérica la trajeron a nuestro continente.

Las hojas de moringa contienen altas cantidades de proteínas, casi al igual que la leche en polvo, son fáciles de digerir y aportan aminoácidos esenciales (aquellos que el cuerpo no puede producir). Señaló que no contienen sustancias antinutritivas que impidan su digestión, además de que tienen vitamina A y C.

Este árbol pertenece a un grupo grande de plantas: es pariente de la papaya, el rábano, el mastuerzo y la col, especies que contienen una alta cantidad de antioxidantes. En estudios en animales se ha demostrado que la moringa podría estimular el nivel de las enzimas que desactivan tumores, es decir, tendría un efecto anticancerígeno.

Prevención de tumores 

El doctor Olson, quien lleva más de 20 años estudiando esta especie, comentó que se han realizado estudios en animales (y en el laboratorio en células hepáticas humanas) que mostraron que la moringa es útil para regular la glucosa, además de que tiene efectos antibióticos. Por ejemplo, se encontró que la bacteria Helicobacter pylori es sumamente sensible ante ciertas sustancias extraídas de la moringa.

En la India, esta planta era utilizada como tratamiento para la prevención de tumores. “Eso podría concordar lo que estamos haciendo actualmente en el laboratorio, pues parece ser que sí estimula los niveles de las enzimas que ayudan a detectar y desactivar tumores incipientes”.